Diálogos con interlocutoras: Simone Alarcón


Entrevistadora: Victoria Ríos


Diagrama

Descripción generada automáticamente con confianza media

Imagen: “Orlando”, ilustración de Laiza Onofre, 2020.


Segmento uno. Presentación

Simone: —Hola, mi nombre es Simone Alarcón, soy de la Ciudad de Guatemala, con 20 años de activismo, 17 años de activismo en mi país, 1 año en México y 2 en Canadá. He trabajado principalmente con la comunidad principalmente trans, mujeres trabajadoras sexuales y mujeres trans viviendo con VIH. Me encantan los escenarios, me encantan las luces, las lentejuelas porque eso me motiva a seguir adelante y a veces también a olvidar ciertas situaciones. Entonces, eh, muy feliz ya aquí viviendo en Canadá. Me siento feliz, me siento libre y me siento segura.

Segmento dos. ¿Cómo nos conocimos?

Simone: —Ya ni me acuerdo [risas]. Tú me hablaste o cómo fue. O sea, yo me recuerdo de cuando la entrevista, pero exactamente… Me recuerdo cuando llegaste allá donde vivíamos. Ese fue el primer encuentro y la primera grabación que hicimos.

Victoria: —Sí, exacto. Fue porque Santi, que trabajaba con Marjorie, me puso en contacto con ella. Porque cuando yo llegué a La 72 ustedes ya no estaban ahí. Entonces, Marjorie me dijo que sí y Marjorie te preguntó y también dijiste que sí. Entonces, cuando llegué ese día a donde vivían, lo que me acuerdo y tengo muy presente es que estabas haciendo hamburguesas y me hiciste una hamburguesa con papas fritas ¡bien buena! [risas].

Simone: —¡Ay qué calor, verdad! ¡Ay, yo no he sentido un calor! Bueno, en el pueblo donde yo soy le dicen también… Dicen, si quieres conocer el infierno vente a vivir primero aquí para que te acomodes ¡imagínate! Pero, cuando llegué a Tenosique ¡ay, no! dije, mi pueblo está fresco. ¡Te bañabas y empapado! Donde dormíamos, pegajoso, chicloso… ¡Ay, qué horror!

Victoria: —¡Una locura, una locura! Oye, entonces así nos conocimos. No te acuerdas de cómo pero si de ese primer encuentro.

Simone: —¡Ah! O sea, quien nos contactó no me recordaba muy bien, porque hace yaa… Aparte ya… el coco ya [risas] Pero, sí, todo eso, cuando llegaste al cuarto y estábamos cocinando y comimos. De eso sí me recuerdo bien. ¡Ay, qué recuerdos! ¡Me da tanta nostalgia!

Victoria: —¡Ay, sí! Ya sé, mucha nostalgia, a pesar de lo complicado que puede ser, la nostalgia golpea ¿no? Simone: —Sí, sí. Porque tengo también recuerdos bonitos de amigos, de gente que conocí ahí. De gente con la que compartí. Sí, sí, sí.

Victoria: —Yo creo que una de mis fotos favoritas es cuando nos fuimos a dar el paseo en lancha, que estamos Marjorie, tú y yo ahí con la puesta de sol. Esa foto es una maravilla. Nos vemos, aparte, guapísimas las tres, opacamos la puesta de sol.

Simone: —Ahí me la vuelves a mandar, porque a veces la encuentro y a veces no, porque tengo la manía de borrar por seguridad y para que no se me llene el celular. Victoria: Sí, te la voy a mandar…

Segmento tres. Experiencia en el contacto con investigadores y periodistas

Simone: —En Guatemala hice muchas entrevistas, hice muchas, eh, hice muchas cosas. Hice programas de televisión, hice de revistas, hice campañas, hice de todo. La mayoría de veces, de las experiencias que tuve allá, me sentía usada. O sea, como que sólo, sólo lo que querían y todo pero después ya no había contacto conmigo, después de que lograban la entrevista. Incluso, hubo una vez que hice un, una entrevista para alguien de Europa que dijo de que me lo contactaron, que dijo que iba a salir un libro, un libro de todo eso y todo, y nunca más tuve contacto con esas personas ni nada de eso. Bueno, casi en Guatemala, casi nunca había el como, como ya después [comunicación posterior], como el ver de qué es lo que había pasado, qué es lo que yo había aportado. En programas de televisión fue diferente porque ahí si tuve bonita experiencia porque después con el canal me invitaban, así, me invitaron a varias entrevistas en ese canal de televisión, porque es un canal de televisión porque obvio los reportajes también les daban un boom, un rating grande, porque el último programa que hice, no sé si ya lo viste.

Victoria: —Todavía no, pero lo voy a ver con un café porque lo quiero ver con calma, pero lo voy a ver.

Simone: —Pues, ese, ese fue el primer programa que se hizo en televisión abierta o televisión de paga donde hablaban de las mujeres trans, tanto que después de ese hicieron muchos programas. Y sí, fue bonita experiencia porque la chica fue muy amable y se contactaba conmigo. También hice campañas y me buscaban, me localizaban porque yo siempre estuve disponible para eso, pero después también ya nunca tuve respuestas. La única respuesta positiva que he tenido fue la que hice contigo, porque he visto los resultados y todo de lo que he hablado está ahí, está escrito y es como yo lo dije, no está cambiado. Pues, esa es mi experiencia. Pero, igual eso a mí nunca me ha desmotivado para seguir, porque sé que igual es un aporte.

Victoria: —Y eso, justo Simone, ¿tú crees que el hecho de que tú tengas acceso a los reportajes o a las investigaciones es también una herramienta de utilidad?

Simone: —Sí, claro. Porque es como para darle continuidad ¿no? Pero, sí, yo creo que sí. Igual, todas esas entrevistas y todo, aunque no me han vuelto a contactar yo sé que es un aporte, que está ahí, eso ya queda ahí. Si las personas ya lo usan a su conveniencia eso ya es cosa de ellos, eso ya no es situación mía. Lo ideal fue así como lo que pasó contigo, de darle continuidad, como nos vimos en Tenosique, después nos vimos en Ciudad de México, luego cuando acababa de llegar acá a Canadá. Ahí se ve que hay continuidad en lo que se hizo. Victoria: También sí, creo que eso que decías es muy importante. Porque claro, la academia su trabajo de investigación, los periodistas también, pero tú también estás haciendo un trabajo de activismo.

Simone: —Pero, igual en ese momento la persona busca sólo lo que necesita, lo que le interesa y ya no le interesa volver a tener contacto contigo, al menos que necesite otra vez algo para su interés.

Victoria: —Entonces, has colaborado incluso dando testimonios para libros editados en Europa.

Simone: —Si, me lo contactó, fue contacto por medio de OASIS [organización de la sociedad civil guatemalteca], esa persona dijo que se iba a hacer un libro y un reportaje ta, ta, ta… Pero, jamás… Me imagino que sí se hizo, pero no le dieron los créditos a las personas que estaban, que dimos el testimonio, o sea, me imagino que lo hicieron a su… Pero, se haya hecho no importa, porque de una u otra forma es visibilización para la comunidad.

Victoria: —Oye, algún consejo para quienes hacemos investigación o periodismo para cuando nos aproximamos a trabajar con personas trans.

Simone: —A veces las personas que investigan tienen el concepto de que no quieren acercarse a la comunidad trans por diferentes situaciones que ellos creen que pueden pasar y que no van a saber cómo abordar a la comunidad trans. La comunidad trans ha sido, como todos saben, ha sido una de las comunidades, la comunidad que hemos estado al frente casi de todo y el blanco para todas las situaciones de discriminación y estigma… Entonces, por lo mismo muchas personas temen acercarse. Yo creo que no… bueno, tú eres testigo de eso, lo único que tienen que hacer las personas es hacerlo con respeto, lo tienen que hacer con respeto y cuando te acercas a una persona trans lo primero que tienes que hacer es preguntarle cómo se identifica y cómo quiere que lo trates. Entones, creo que lo principal es preguntarle primero cómo quiere que le llamen, número uno. Número dos, hacerlo lo más transparente posible y que uno sepa que lo que se dijo es lo que se va a escuchar, es lo que se va a ver y lo que se va a leer.