Arte Congo Afropanameño

Gustavo Esquina de la Espada
Artista plástico, poeta y compositor


La Reina Tucán


Mi trabajo como artista está basado en el concepto general del Taller Portobelo, espacio en el que rescatamos, preservamos y difundimos todos los aspectos fundamentales de nuestra cultura (Los Congo o El Jugo de los Congo) a través de un estilo o tendencia de arte pictórico llamado: Arte Congo.

El Arte Congo lo representamos con líneas, colores, formas e imágenes reales o simbólicas de personas o animales con un toque endémico de Portobelo (Panamá) que representa al imaginario colectivo. A esa vibrante y colorida expresión del arte afropanameño, que deja en evidencia nuestro pasado cimarrón como descendientes de seres humanos africanos que fueron capturados, traídos a las Américas para realizar trabajos forzosamente obligados; pero muchos lucharon por su libertad y en la mayoría de los casos lograron huir a la selva siendo llamados cimarrones por los colonos y esclavistas. De estos cimarrones somos descendientes el 95% de los portobeleños.

En ese orden de ideas, La Reina Tucán es la representación de una matriarca cimarrona en su estado transfigurativo simbólico. Según lo poco o mucho narrado a través de la historia, se dice que los negros esclavizados al huir y convertirse en cimarrones cambian su nombre de pila por un nombre simbólico de animal, planta o fruto.

De tal manera que suponiendo que el esclavizado Gustavo Esquina escapaba, al ir los esclavistas tras él no podrían localizarlo porque ya había cambiado su nombre por Grillo (Grillo es mi nombre Congo). Entonces esa simbología es la que utilizamos nosotros en el Arte Congo.

Normalmente podrán observar al animal, la planta, flor o fruto que se representa en la pintura, ya sea colocado sobre la cabeza o los hombres del personaje en cuestión. En el caso de la Reina Tucán yo la representé en transfiguración total.

La obra Retazos de Portobelo pertenece a una serie o es una parte de mi trabajo artístico personal que lleva el mismo nombre, con este trabajo busco, principalmente, darle continuidad a la creación. Para los que somos creyentes de la creación, parto desde el hecho de Jehová como creador universal creó el mundo, la naturaleza y al ser humano, esa naturaleza produjo un árbol, luego ese árbol fue talado por un humano, otro humano lo transformó en un cayuco o bote (o como sea que se le llamé en sus respectivos países).

Retazos de Portobelo


Ese cayuco fue usado por alguien, ya sea para transporte o herramienta de trabajo en la pesca, para hacer carbón o usado en las labores de la agricultura o la ganadería. Una vez este cayuco cumplió su vida útil fue abandonado o desechado, normalmente los utilizan para maceteros o en su defecto para leña para cocinar. Entonces antes que suceda algo de lo anteriormente dicho es donde entro yo al rescate para convertir ese resto o pedazo de cayuco en una obra de arte de manera que le doy continuidad a esa magnífica cadena de creación y vida útil.

La temática en los retazos de Portobelo está basada en la música, la poesía, los bailes y danzas negroides y todo el colorido y movimiento que se aglutina en las celebraciones culturales de Portobelo, ya sea el juego de los Congo, los Diablos el Miércoles de Ceniza, o los festivales del Diablo o la Pollera Congo.

Imprimir