AFRODESCENDENCIAS: poblaciones y expresiones culturales en México y Centroamérica

Fue en octubre de 1943 cuando Gonzalo Aguirre Beltrán antropólogo y médico, fundador del CISINAH – CIESAS en 1973, al lado de Fernando Ortiz (Cuba), Arthur Ramos (Brasil), Jean Price-Mars (Haití), Melville Herskovits (Estados Unidos) -es decir, los fundadores de los estudios afroamericanos en sus respectivos países- junto con otros intelectuales y científicos renombrados del Caribe, América Central, Sudamérica, México y Estados Unidos, un aproximado de 150 miembros, fundaron el Instituto Internacional de Estudios Afroamericanos con sede en la ciudad de México, implicando Universidades y Centros de Investigación de gran prestigio.

A pesar de su corta duración y luego de un paréntesis de algunas décadas, otras iniciativas allanaron el camino para abrir este campo de estudios en México, involucrando a instituciones como el INAH y la UNAM y a diversos antropólogos e historiadores como Luz María Montiel, Jesús Serna Moreno, Catherine Wood, María Elisa Velázquez, entre otros.

Como fruto de la experiencia del proyecto internacional Afrodesc (www.ird.fr/afrodesc) Afrodescendientes y esclavitud: dominación, identificación y herencias en las Américas que contó con más de treinta investigadores que colaboraron desde México, Colombia y Francia por medio del CIESAS, INAH, UNAM, CEMCA; IRD, URMIS, CIRESC; y la Universidad de Cartagena; el INAH en colaboración con CIESAS reciben el reconocimiento de la UNESCO para coordinar la Catedra UNESCO Afrodescendientes en México y Centroamérica: reconocimiento, expresiones y diversidad cultural inaugurada el 8 de mayo de 2017 en el Museo Nacional de Antropología, bajo la coordinación académica de María Elisa Velázquez (INAH) y Nahayeilli B. Juárez Huet (CIESAS).

Las contribuciones del presente número de ICHAN, comparten con el público más amplio las investigaciones y actividades de algunos de los miembros de dicha Cátedra.